Consigue fácilmente tu dormitorio estilo japonés

0
1797

El estilo oriental está de moda. Los japoneses son tremendamente minimalistas en sus hogares, pero consiguen un perfecto equilibrio entre muebles y disposición de los cuartos, muy a menudo inspirados en el Fen Shui que les otorgan la belleza de la sencillez.

Esta cualidad es una de las que más destacan en los vinilos, capaces de aportar mucho de una manera simple, tan solo un dibujo pegado en la pared, que no ocupa espacio, que no implica obras o grandes trabajos pero que sin embargo cambian totalmente la pared en la que se colocan.

Consigue tu dormitorio oriental fácilmente

Vinilos orientales

En nuestra página puedes encontrar vinilos de inspiración oriental, pero te recomiendo especialmente los fotomurales, ya que por sus dimensiones pueden ser perfectos para colocar en la pared contra la que va la cama, sin necesidad de añadir cabecero.

Minimalista y elegante, el que te propongo representa al Yin y al Yan, las fuerzas opuestas que se necesitan y se complementan. Una hermosa imagen en tonos oscuros que aporta mucha elegancia y que es ideal para un dormitorio ya que al verla nos inspira relax y equilibrio.

La arena, inspirada en los jardines zen, es una invitación a que creemos el nuestro propio en un pequeño rincón de la habitación. Una afición que quienes la practican dicen que ayuda a liberarse del estrés y a desconectar de los problemas, algo muy recomendable para antes de dormir, evitando así llevarnos los problemas a la cama y que estos interfieran en nuestro descanso.

Un dormitorio en blanco y negro

La combinación de blanco y negro nunca se ha ido, pero ahora está de máxima actualidad. Este fotomural  puede combinarse con una cama simple y con dos sencillas mesillas y un armario lacados en negro, con detalles de decoración en blanco, como las lamparitas de noche o las alfombras. Incluso si te atreves, puedes utilizar una cama tradicional japonesa.

Si el contraste te resulta demasiado fuerte, una alternativa también muy actual es la de elegir muebles en gris oscuro, una tendencia en la que no te resultará difícil escoger entre diferentes opciones. En este caso, mejor optar por tonos opacos, sin brillo.

Para las alfombras, lámparas y otros elementos, el beige o el crema ayudan a que el ambiente sea mucho más suave y acogedor. Pero sin duda, lo que aportará el toque especial a este dormitorio va a ser el fantástico vinilo que ocupará toda la pared principal.

No hay comentarios

Dejar respuesta