No te olvides de nada, gracias a tu pizarra de vinilo

0
1366

¿Eres de los que anotas todo en post-its que acaban volando por toda la casa? ¿O de los que dejas las notas de la compra prendidas de la nevera con un imán que debes de recoger cada vez que abres la puerta? Entonces necesitas una pizarra de vinilo en tu cocina para no olvidarte de nada.

Estas pizarras son tan útiles como las convencionales, pero tienen la ventaja de que al estar pegadas en la pared no ocupan espacio y si en cualquier momento nos cansamos de ella solo tenemos que quitarla sin preocuparnos por agujeros o demás marcas. Podemos escribir sobre ellas tantas veces como queramos y para borrarlas tan solo necesitamos un paño húmedo.

Untitled

Aprovecha para anotar la lista de la compra, un recado para tu pareja o simplemente una frase optimista que te anime al comenzar el día junto a un café. Una divertida forma de dejarse mensajes entre los miembros de la familia que seguramente sacará más de una sonrisa.

En la habitación de los niños

La habitación de los niños es también un espacio adecuado para estas pizarras de vinilo, ya sea junto a la mesa de estudio para que puedan anotar sus tareas pendientes, o en tamaño grande, ocupando gran parte de la pared, para que puedan hacer uso de sus dotes artísticas sin manchar.

A todos los niños les encanta dibujar sobre la pared y estas pizarras de vinilo les permiten hacerlo. Sus divertidas formas hacen que además de útiles sean decorativas por sí mismas, por lo que también encajan en los dormitorios juveniles e incluso en los de las parejas jóvenes más informales. Para escribir en estas pizarras pueden utilizarse tizas o rotuladores fáciles de borrar. Es importante no utilizar rotuladores permanentes a no ser que queramos que el mensaje escrito quede permanentemente en la pizarra.

PIZ11PIZ6

Un planning en el despacho

El modelo en forma de planning mensual puede colocarse en un despacho, tanto si se trabaja en casa como fuera de modo que no quede nada por anotar y tengamos siempre delante las citas y movimientos pendientes.

Una forma muy decorativa de no olvidarse de nada y que puede colocarse también en el pasillo de un piso compartido, como los de los estudiantes, para anotar las tareas que corresponden a cada uno y que así nadie se olvide de realizar su parte del trabajo.

PIZ9

No hay comentarios

Dejar respuesta