Un punto de nostalgia

0
778

Hay algunos vinilos que parecen ocultar tras de sí una historia. Un momento en el tiempo congelado en una imagen que guarda las pistas para que nuestra imaginación pueda recrear una historia completa. Como el que hoy presentamos.

Una mujer que se aleja cubierta con lo que parece una gabardina y un gran paraguas que nos impide ver su cabeza. Su sombra se desdibuja en el suelo dando profundidad al dibujo. En principio, no es más que ese momento, que podría ser protagonizado por cualquiera en cualquier calle lluviosa del mundo pero si se observa bajo el prisma de la imaginación…. Todo cambia.

vinilo-decorativo-paraguas-ii

Una escena evocadora

Casi parece que se escuche la lluvia caer golpeando la acera y la tela del paraguas. Para las mentes más románticas, la chica se estará alejando del hombre que le ha roto el corazón, como en los clásicos cinematográficos, en los que la cámara se iba alejando muy despacio mientras la lluvia simbolizaba las lágrimas de la protagonista.

Los más positivos dirán que no se trata de una escena triste, la mujer camina bajo la lluvia para dirigirse a una cita en la que la estarán esperando quizás para compartir el paraguas, quizás para darle una alegre noticia que transformará su vida. Es la soledad previa al éxito, a la consecución de las metas y el paraguas tan solo oculta a una joven sonriente que no mira hacia atrás, sino esperanzada hacia su futuro.

Un gran vinilo

Sea como sea, la lluvia siempre tiene un cierto punto nostálgico, así que quizás nos recuerde a momentos de nuestra vida. El paraguas y el ruido de la lluvia ayudan aislarse del mundo exterior, por lo que también se puede considerar una gran oportunidad para estar a solas en medio de la multitud, tal como ocurre cuándo se lee un libro en el metro.

Por todo lo que sugiere, este vinilo es perfecto para poner junto a una zona de lectura o cercano a la pantalla de televisión, por sus evocaciones cinematográficas. Si en lugar de negro se utiliza el color, pierde parte de la nostalgia que evoca, pero gana en impacto visual, lo que puede hacerlo perfecto para la entrada de una casa.

Por su forma alargada, es también una buena opción para colocar en la puerta de un armario, en un dormitorio. Un toque soñador y muy coqueto que quedará perfecto, por ejemplo, en la habitación de una adolescente.

No hay comentarios

Dejar respuesta