Atrapa todos tus sueños

0
3444

Los atrapasueños, también conocidos como cazadores de sueños, eran utilizados por algunas tribus indias para filtrar los sueños de las personas. A estos amuletos se les atribuía el poder de alejar las pesadillas y los malos pensamientos, de modo que durante toda la noche se disfrutara de un descanso agradable.

Los cazadores de sueños originales se fabricaban en madera de sauce, pero hoy en día ya no tiene por qué ser así. Los antiguos americanos no tenían a su alcance los estupendos vinilos que hoy en día puedes encontrar en nuestro catálogo, pero tú si puedes disponer de ellos. Y puedes colocar sobre la cabecera de tu cama o la de tus hijos uno de estos estupendos dibujos.

vinilo-cabecero-atrapasuenos

Un sueño feliz

Muchos niños padecen de pesadillas, es algo normal durante el crecimiento. Los pequeños sufren de un exceso de información que hace que su cerebro esté permanentemente sobreestimulado. Por eso es bueno darles referencias positivas que los ayuden a dormir. Un atrapasueños puede ser una de esas referencias.

Explicarle al niño la función de este amuleto es fundamental para que surta efecto. La malla que tiene en el interior del filtro es la encargada de atrapar todas las pesadillas y malos pensamientos y estos, por el efecto mágico del atrapasueños, se disuelven en la primera luz del día. No hay por tanto nada que tener en la noche cuándo tenemos uno de estos antiguos fetiches cuidándonos y vigilando nuestros sueños.

Una referencia cultural

Hoy, para muchos adultos, los atrapasueños se han convertido en una referencia cultural. Incluso Stephen King escribió una de sus inquietantes novelas inspirándose en estos ancestrales aparatos. La novela fue llevada al cine y en su momento puso muy de moda los cazadores de sueños.

Pero para otras personas es una especie de referencia que les sirve de homenaje a otras culturas ancestrales y a su modo de entender la vida, las mente y la función de los sueños. Sea como sea, no hay duda de que visualmente es muy hermoso verlos y que, gracias al vinilo, es posible colocarlos en el cabecero de la cama sin que ocupen espacio y sin que contrasten con el resto de la decoración.

Sea cual sea el motivo que tengas para tener un atrapasueños en tu habitación, este siempre será un bonito elemento decorativo, ideal para una habitación juvenil o infantil, pero que también puede encajar perfectamente en un dormitorio de adultos. Y es que soñar, no tiene edad.

No hay comentarios