Pegatinas versus vinilos

0
1324

Los vinilos decorativos han hecho de nuestros hogares un lugar mucho más agradable y estético. Los vinilos que aparecieron en primera instancia para decorar oficinas y empresas de diseño, a día de hoy han conquistado a todos. Y ya decoran lugares y muebles tan dispares como paredes, ventanas, cocinas, baños, jardines o incluso coches.

Los precios de los vinilos van desde los 20€ hasta los 80€ aproximadamente y dependiendo del tamaño y el tipo de diseño y la calidad de este.

La superficie en la que vayamos a adherir el vinilo debe ser lisa y libre de polvo, por lo que es importante como paso previo a la colocación, limpiar la zona.

Si la pared es de gotelé no es recomendable pegar el vinilo ahí, pues la textura rugosa no garantiza el resultado óptimo en la conservación del vinilo. Una buena opción es colocar el vinilo en una superficie de metacrilato y colgarlo en la pared como si de un lienzo se tratara. Otra alternativa al gotelé es decorar los techos con vinilo decorativo. Esto da un efecto muy original y crea un contraste muy agradable con la pared.

Colocar un vinilo es muy sencillo, hay que seguir las instrucciones del fabricante

Hay una tendencia a confundir un vinilo con un sticker cuando en realidad son diferentes.

Se diferencian principalmente en que el vinilo es de un solo color y utiliza la pared como fondo, mientras que el fondo del sticker es la pegatina en sí. El vinilo es una silueta recortada que utiliza una película de vinilo blanco o transparente sobre la que se imprimen todos los colores. El sticker admite una enorme gama de colores. Un vinilo se compone de 3 capas, una hoja trasera, otra para facilitar su aplicación y el vinilo como tal.

Uno de los problemas con los que podemos encontrarnos durante la colocación del vinilo se es que se formen burbujas de aire. Normalmente las burbujas desparecen al segundo o tercer día de la colocación, una vez que la temperatura del vinilo y la pared se igualan. De no ser así podemos ayudarnos de un alfiler para pincharlas y sacar el aire o de una espátula para alisarlas.

Si la zona elegida para colocar el vinilo es una superficie metálica o de cristal, es conveniente rociar la zona con agua antes de colocar el vinilo pues esto evitará la formación de burbujas.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta