Tu nevera, mucho más divertida

0
2811

Es cierto que hoy ya contamos con una gran variedad de electrodomésticos en diferentes diseños y colores. Los blancos siguen siendo los más habituales debido a que son más económicos pero tanto blancos como de color, no dejan de ser lisos y un poco sosos, al menos para aquellos a los que nos gusta llenar de imaginación cada rincón de la casa.

Los vinilos, nuevamente vienen a nuestro socorro para darle a nuestras neveras un aire renovado y muy divertido. Las alternativas son muchas, comenzando porque podemos poner cualquier vinilo en tamaño pequeño para decorar la puerta de la nevera. Pero sin duda, hay algunos que por su forma y contenido continúan siendo más adecuados.

Tu nevera, mucho más divertida

La nevera no es una pizarra… ¿O sí?

La puerta de la nevera se utiliza demasiado a menudo como una auténtica pizarra en la que se pegan o se colocan con imanes todo tipo de cosas: fotos de hombres o mujeres con cuerpos ideales para que nos pensemos dos veces si vale la pena abrirla; trabajos del cole de los niños; listas de la compra…

Lo hemos visto tantas veces en las películas americanas que nos parece lo normal, pero ¿de verdad a ti no te caen la mitad de las cosas cada vez que abres o cierras la puerta con un poco de energía extra? A mi desde luego sí, pero ya hace tiempo que lo he solucionado colocando en mi cocina una bonita pizarra, como no, de vinilo.

Ahora, en mi nevera el mensaje es único, fresco y muy sugerente “A quién no sabe cocinar, le toca fregar”. En mi caso ha valido para que alguno que parecía tenerle alergia a la sartén se haya animado a comprobar que una francesa no es un enemigo invencible y que a veces merece la pena tomar las riendas de la cocina, aunque no seamos expertos en deconstrucciones o en manejo de sopletes.

Fondo blanco o de color

La ventaja de estos vinilos es que quedan perfectos tanto sobre un fondo negro como sobre un fondo en color, por lo que se pueden colocar sobre cualquier tipo de nevera. El contraste siempre es visualmente muy agradable y el mensaje, siempre que se quiera entender, perfectamente leíble.

Una forma muy económica y original de hacer que tu nevera sea diferente a la de todo el mundo y tu cocina tenga un poco de tu carácter y de tu filosofía de vida.

No hay comentarios

Dejar respuesta